ES

Menorca, información turística e historia.

Menorca es la isla situada en el extremo noreste de las Illes Balears. Tiene una superficie total de casi 702 km cuadrados con un perímetro de 216 km. La distancia máxima que se puede recorrer de una punta a otra de la isla es de 47 km (entre Ciutadella y Maó). Cuenta con una población de 67.000 habitantes dividida en 8 municipios: Maó (la capital), Ciutadella, Alaior, Ferreries, Es Mercadal, Es Castell, Sant Lluís y Es Migjorn Gran.

Geológicamente la isla se divide en 2 regiones: La zona norte de Tramuntana: formada por poca vegetación, costa accidentada y con fuertes acantilados formando calas y playas de arena oscura. La zona sur de Migjorn: formada por rica vegetación, relieve más suave y con acantilados que ofrecen calas y playas de arena blanca.

El clima es típicamente Mediterráneo, templado debido a la situación geográfica y la condición marítima. La temperatura media estacional es de 7º C en invierno y 30º C en verano. La lluvia suele ser más habitual en otoño. Al no tener sistema montañoso que proteja la isla, el viento suele ser fuerte y frío por la zona norte de Tramuntana.

En cuanto a la gastronomía, la cocina menorquina es totalmente mediterránea, de la que podemos destacar el queso con denominación de origen, y el pescado fresco, especialmente el marisco y la langosta, creando con ello el plato popular que es la caldereta. La ginebra es la bebida tradicional menorquina, conocida popularmente como Gin.

"L'albarca" es el calzado típico menorquín que antiguamente utilizaba la gente de campo. Este tipo de calzado sencillo y cómodo de fabricación artesanal, ha llegado a popularizarse de tal manera que es reconocido internacionalmente, siendo un gran elemento de comercio. La bisutería menorquina también goza importancia desde siglos atrás.

Desde la prehistoria, Menorca siempre ha sido un lugar de paso por su situación en el Mediterráneo, por lo que se pueden encontrar gran variedad de restos arqueológicos de diferentes épocas. Desde la civilización primitiva, Menorca fue visitada por fenicios, griegos, cartagineses, romanos, árabes... Posteriormente fue dominada por británicos y franceses, que repercutió en ciertas costumbres de los isleños. En el s. XIX se reintegró definitivamente a España. Por toda la isla se pueden presenciar gran variedad de monumentos megalíticos (navetas, talayots, taulas...), una basílica paleocristiana, restos de fortalezas musulmanas, torres de defensa británica... que hacen de la isla un gran atractivo para los amantes de la naturaleza y cultura.

El mar es una de las principales actividades turísticas de la isla, tanto para el disfrute de sol y playa como para deportes acuáticos (windsurf, vela, esquí acuático, pesca submarina), ofreciendo también diversos puertos deportivos.

En todas sus fiestas populares, el caballo goza protagonismo siendo de raza propia menorquina. La fiesta más famosa y popular es la de 'Sant Joan' que se celebra el 23 y 24 de Junio en Ciutadella. Se trata de un ritual que se celebra desde principios del s. XIV, en el que los caballos galopan con su jinete por las calles y los jóvenes hacen que se levanten y se mantengan a dos patas el máximo de tiempo posible. En los otros pueblos suelen realizar la misma fiesta pero con algunas diferencias.

Maó

Actualmente es la capital de Menorca, en la que habitan unos 30.000 habitantes.

Su gran atractivo es el puerto, el cual desde tiempos pasados ha sido un gran centro comercial. En su bahía hay varios islotes como: isla del Rey, isla de Pinto y isla Lazareto. En el mismo puerto se encuentran restaurantes, comercios náuticos y las destilerías de ginebra.

Paseando por las calles de Maó, podemos observar como perdura parte de la arquitectura de años atrás, como casas que conservan parte de antiguas fachadas, el Ayuntamiento que es un edificio de 1613, el monumento de Alfonso III, Rey que conquistó Menorca a los musulmanes...

Hay que destacar también:

S'Albufera des Grau, parque natural situado en el municipio de Maó, en el que se encuentra una gran riqueza medioambiental.

Cala Llonga, Cala Mesquida, playa de aguas tranquilas con una torre de vigilancia.

Ciutadella

Fue la capital de Menorca hasta 1722, que por motivos de estrategias comerciales se proclamó entonces a Maó como la capital.

Sus antiguas calles se caracterizan por estrechas, y casas con paredes blancas de cal y ventanas asimétricas. Son muy famosas las arcadas de la calle Ses Voltes, donde se centran la mayoría de tiendas y bares. También es uno de los pueblos en que podemos encontrar más casas señoriales.

Su vida nocturna se centra en el puerto, lleno de bares, restaurantes con terrazas y pubs, con lo que en verano, presenta una gran actividad. Se trata de un puerto natural lleno de pesqueros y yates, donde a parte de esto, podemos encontrar parte de la antigua muralla de la ciudad y desde ahí apreciar una vista preciosa del puerto.

Cerca de Ciutadella podemos encontrar uno de los más famosos monumentos arqueológicos, Naveta d'es Tudons. Dentro de Ciutadella es importante visitar: las calles del casco antiguo, el puerto, el Molí des Comte, la Catedral, el Ayuntamiento, el Bastió de Sa Font...

Sus zonas de playa más turísticas son: Cala Blanca, Cala Santandría, Cala'n Blanes i Cala'n Bosc. Otras zonas más vírgenes: Cala'n Turqueta, Son Saura, Cala Macarella...

En Ciutadella se celebra la fiesta más popular de Menorca que es la de Sant Joan el 23 y 24 de Junio, para celebrar el día más largo y la noche más corta del año con origen religioso. Se mezclan cabalgadas, griteríos, sin olvidar la típica bebida, pomada o ginet, mezcla de ginebra y limonada.

Es Mercadal

El pueblo Es Mercadal se encuentra en el centro de la isla, a los pies de Monte Toro el punto más elevado de Menorca (357 m.). En la cima de la montaña se encuentra un santuario que es el centro espiritual de los menorquines. Desde aquí arriba, se puede observar gran parte de la isla.

El pueblo más conocido del municipio, Es Fornells. Pueblo de pescadores situado al norte de la isla, que se ha hecho famoso por su popular caldereta de langosta. La mayoría de sus restaurantes se centran en el puerto, y casi todos son de pescado y marisco.

Por su situación, es un lugar ideal para practicar deportes acuáticos y submarinismo. En los alrededores de Fornells podemos encontrar algunas playas como Ses Salines y Cala Tirant.

Es importante visitar dando un paseo por la costa, la torre de defensa más grande de la isla que se encuentra un muy buen estado de conservación.

Sant Lluis

Municipio que limita con Maó, Es Castell y el mar. Lo que más caracteriza la zona son los caseríos y las casas rurales, que es un claro ejemplo de la arquitectura rural menorquina.

La costa es el mayor atractivo turístico, en que debemos destacar Punta Prima como gran núcleo turístico por su extensa playa y de fácil acceso con amplia oferta de ocio. Binibeca Vell es de visita obligada. Es un pueblo de pescadores que mezcla estilos andaluces, menorquines y moriscos. Lo que más resalta es la tranquilidad del lugar y la blancura de las paredes y tejados de las casas, que están construidas de forma que están pegadas unas a otras.

Alaior

Municipio situado al sur de la isla, con gran interés industrial, artesanal y arqueológico.

Esta zona posee gran variedad de monumentos prehistóricos, del que es importante destacar: Torralba d'en Salort, uno de los poblados talaióticos mejor conservados; y Cales Coves, necrópolis talaiótica llena de cuevas que han sido habitadas hasta hace poco por algunas comunidades hippies.Como monumento urbano hay que destacar la Iglesia de Santa Eulalia que es de inspiración barroca.

Alaior también es conocido por su playa Cala'n Porter, donde hay un espectacular acantilado justo al lado de la playa que la protege del viento, y Son Bou, el arenal más extenso de la isla y con una basílica paleocristiana en la misma playa.

Cerca de Cala'n Porter se encuentra una peculiar discoteca que hay que visitar, Coves d'en Xoroi. Se trata de una cueva natural convertida en discoteca con unas fabulosas vistas.

Ferreries

Municipio que va de norte a sur. El pueblo de Ferreries es de interior, con una gran actividad comercial e industrial. En la montaña de Santa àgueda se encuentran las ruinas del Castillo de Santa àgueda que fue el último refugio de las tropas árabes ante la conquista de Alfonso III.

En este municipio encontramos una de las calas más bonitas y conocidas de Menorca, que es Cala Galdana. Posee un maravilloso entorno paisajístico, rodeada de altos acantilados y densos pinares.

La fiesta patronal de Sant Bartolomé (23, 24 y 25 de Agosto), es una de las más importantes después de la de Sant Joan. Se celebra en el casco antiguo, donde los caballos y el jaleo se realizan en las cuestas de las calles.

Español
Inglés

ACTUALIZAR Traducción
CERRAR
  Refrescar página