ES

Granada, Andalucia

Granada, sede de una de las joyas arquitectónicas más importantes de la etapa árabe, la Alhambra se convirtió en provincia después de haber sido reino, tras la expulsión de los moriscos granadinos y la sublevación de Las Alpujarras, de 1568-1571m siendo repoblada por cristianos viejos venidos del norte.

Situada en el centro de las Cordilleras Béticas, la morfología de la provincia presenta tres regiones diferenciadas: al norte, la Cordillera Subbética; al sur, la Penibética (dominada por Sierra Nevada) y, entre ambas, el surco intrabético, compuesto por un rosario de depresiones interiores que constituye el núcleo de la vida provincial. La depresión del Genil, con centro en la ciudad de Granada, cuenta con una de las vegas más antiguas y mejor cultivadas de España.

Las diferencias morfológicas influyen en la diversidad de la agricultura granadina: cereales y olivos en el norte; remolacha, lino y tabaco en los regadíos de la vega de Granada; y naranjas, olivos y almendros en el sur.

La gastronomía tradicional granadina ha sabido conservar recetas y usos culinarios que forman parte de su herencia araba y judía, a la que se fue aportando un estilo propio. La tradición árabe está presente en la sabia utilización de especias, el contraste de sabores y en la presencia de almendra en salsas y aderezos. También se utilizan determinados productos como las alcachofas o las berenjenas (protagonistas de la alboronía, plato típico granadino realizado además con calabaza, membrillo y cebollas).

Por otra parte, la cocina granadina ha consagrado platos como las habas verdes, base de las típicas habas fritas, la crema fría o platos marineros como la moraga de sardinas, exquisita cazuela de pescados acompañada con almejas, piñones, ajo y vino blanco; a los que podríamos añadir dulces como los suspiros de monja, pastelillos de gloria o huesos de santo, todos ellos excelente muestra del quehacer culinario granadino.

Fiestas

Almuñecar : Semana Santa; Nuestra Señora de la Antigua, 15 de agosto

Baza : Fiesta de la Cruz, 3 de mayo; Virgen de la Piedad, 8 de septiembre; Feria Chica, noviembre.

Guadix : Romería de San Antón, 17 enero; Feria Mayor, 1 al 15 de septiembre.

Motril : Semana Santa; Cruces de Mayo; Virgen del Carmen, 16 de julio; Virgen de la Cabeza, 10 al 18 de agosto.

Lanjarón : 20 de enero fiestas en honor de San Sebastián.

Dúrcal : sábado de gloria.

Cádiar : feria de otoño en la primera semana de octubre.

Fiestas de Granada

Día de la Conquista de Granada: 2 de enero. Se celebra el aniversario de la Reconquista de Granada.

Fiesta de San Cecilio: 1 de febrero. Se hace una romería con subida al Sacromonte, cruzando el barrio de los gitanos. Después hay una comida campestre y se ejecutan bailes. Semana Santa: famosas y tradicionales procesiones religiosas.

Fiesta de las Cruces: 3 de mayo. Altares populares a las Cruces de Mayo. Hay bailes y fiesta general. Impresionantes desfiles por la Alhambra, Sacromonte y otros lugares de interés. Corpus Christi: entre mayo y junio. Fiesta Mayor, Ferial, casetas, ambiente andaluz, corridas de toros, verbenas, etc.

Nuestra Señora de las Angustias: último domingo de septiembre. Fiestas de Nuestra Señora de las Angustias, patrona de la ciudad.

Romería a la Ermita de San Miguel el Alto: 29 de septiembre. Romería a la Ermita de San Miguel el Alto, atravesando el barrio del Albaicín.

Paseos por Granada

Hospital Real de Granada

En las inmediaciones de la Plaza del Triunfo y muy cercano a la Puerta de Elvira, se encuentra este amplio edificio. Fue construido en el siglo XVI siguiendo las pautas principalmente del estilo gótico-plateresco, aunque posee portada barroca y artesonados mudéjares. También tiene bellos patios. Los Reyes Católicos fueron quienes los inauguraron. Hoy en día alberga dependencias universitarias.

Monasterio de la Cartuja de la Asunción

Fue fundada a finales del siglo XV por don Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán y remodelada durante el XVII. De lo que constituía el primitivo edificio han perdurado muy pocos elementos, mas aun así resulta bellísimo. Entre las dependencias con que cuenta destaca la iglesia, del XVII y en estilo churrigueresco. Todo en ella resulta bonito y digno de admiración, como el coro, tallado en piedra, o las pinturas y esculturas. La sacristía esta ricamente ornamentada con mármoles y yeserías. Además cuenta con un museo en el que se exponen restos arqueológicos romanos hallados en su recinto.

Iglesia de San Juan de Dios

Este conjunto es una obra maestra del barroco granadino, compuesto por el Hospital y la Basílica. El Hospital, del siglo XVI, tiene una hermosa portada y en el interior posee un amplio patio alicatado con azulejos decorados, entre otros elementos decorativos. La Basílica, del siglo XVIII, presenta líneas claramente barrocas. En el altar mayor se conservan los restos de San Juan de Dios, y en otras dependencias algunos objetos personales del santo.

Iglesia y Monasterio de San Jerónimo

Es una joya renacentista, del siglo XVI. En el interior de la iglesia, de una única nave, puede admirarse su delicada decoración siguiendo las pautas del plateresco. La visita a este monumento se completa con el monasterio, que conserva dos preciosos patios, con claustros de diferentes estilos: uno es gótico y en el otro se mezclan el gótico, el mudéjar y el renacentista.

Facultad de Derecho

Este antiguo monasterio, que cuenta con varios claustros columnados, fue erigido en el primer tercio del siglo XVI, aunque posteriormente, en el siglo XVII en concreto, sufrió reformas.

Junto a la antigua Universidad se encuentra la iglesia de los santos Justo y Pastor, renacentista aunque con portada barroca, al igual que la Universidad.

Catedral de Granada

Las obras se iniciaron en 1523. El templo tiene estilo renacentista y fue trazado por Enrique Egas, aunque posteriormente intervinieron otros artistas como Diego de Siloé, principal director de la obra y autor de la clasicista Puerta del Perdón, o Alonso Cano, de quien es la fachada principal (siglo XVII).

En el interior del templo hay cinco naves, crucero y girola, ésta con otras nueve capillas. Guarda numerosas esculturas y pinturas de artistas como Mena, Cano y Bocanegra. En las dependencias de lo que era la antigua Sala Capitular está hoy el Museo Catedralicio, que muestra importantes obras de imaginería, ornamentos y piezas de orfebrería religiosa.

Capilla Real

Anexa a la Catedral, fue erigida por los Reyes Católicos en los primeros años del siglo XVI. Es de estilo gótico florido, con portada plateresca y una verja central de extraordinaria belleza. Alberga, además, el mausoleo de los Reyes Católicos, pues con ese fin fue concebida desde el inicio. La sacristía está habilitada como Museo y cuenta con una valiosísima colección de tablas flamencas y objetos de los reyes.

Real Chancillería

Es un edificio renacentista, de amplia fachada, interesante patio, escalera señorial y artesonado mudéjar. Hoy es Palacio de Justicia. Casi enfrente está la iglesia mudéjar de Santa Ana, aunque tiene una airosa portada de piedra.

El Bañuelo

Estos baños árabes fueron construidos en el siglo XI y considerados entre los más antiguos y completos de España. Están divididos en diferentes estancias, según las pautas establecidas para la toma de baños, sumamente bellas.

Frente a su entrada están las ruinas del Puente del Cadí que unía el Albaicín con La Alhambra. Muy cerca se alzan diversos monasterios y conventos, como el de la Encarnación, Zafra, Bernardas, etc, que contienen esculturas religiosas de la afamada Escuela Granadina.

Museo Arqueológico

Sito en el bello palacete renacentista conocido como Casa de Castril. Interiormente esta dividido en diferentes salas según las diversas etapas históricas. Entre su patrimonio destacan las piezas íberas y romanas.

Albaicín

Es un antiguo y popular barrio, emplazado en una colina al lado de la Alhambra y declarado en 1994 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Lo forman un amplio conjunto de calles laberínticas y plazas cargadas de encanto. Quedan restos árabes y típicos y recónditos cármenes (casas escalonadas rodeadas de jardines). Ofrece espectaculares vistas de la Alhambra y de Sierra Nevada. Además se encuentran algunas iglesias mudéjares (como la del Salvador, de San Miguel Bajo o la de San José) y monasterios góticos-isabelinos, caso del de Santa Isabel la Real.

Abadía del Sacromonte

Cercana a la Casa del Chapiz, surge una empinada calle que conduce hasta el Sacromonte, antiguo barrio troglodita por las viviendas excavadas en la roca y de lo más típico de la ciudad. Incluso hoy hay espectáculos gitanos.

Y en la cima, sobrepasadas las cuevas, se encuentra la Abadía del Sacromonte, construida entre los siglos XVII y XVIII, que en la actualidad alberga un importante museo en el que destaca la parte dedicada a la pinacoteca.

La Alhambra y El Generalife

Este famosísimo palacio árabe, también llamado el Castillo Rojo y declarado Patrimonio de la Humanidad, fue construido entre los siglos IX y XIV sobre ruinas romanas de asentamientos precedentes, formando una ciudadela fortificada con distintas dependencias fruto de las sucesivas ampliaciones.

Para acceder a ella se asciende por la Cuesta de Gomérez, que parte de la Plaza Nueva. Así se llega a la Puerta de las Granadas, paso de entrada construido en el siglo XVI por Pedro Machuca con aires renacentistas.

A continuación, hasta llegar a los edificios, habrá que cruzar un bosque perteneciente a la fortificación. A la derecha del camino que hay que seguir se encuentran las Torres Bermejas, resto de unas antiguas murallas, anteriores incluso a los árabes y que se integraron en el conjunto. Mas adelante, y ya señalando la entrada, se sitúa el Pilar de Carlos V, también de Machuca, y la Puerta de la Justicia, que es el actual acceso del recinto, mandada construir por Yusuf I.

La Alcazaba

Era la fortaleza militar y pensando en su función defensiva se situó en lo mas alto de la Colina. Constituye, además, la parte más antigua del recinto.

Originalmente, custodiaban esta zona numerosas torres, de las que en la actualidad únicamente se conservan ocho, algunas de las cuales fueron erigidas en el siglo XVI: del Adarguero, Quebrada, del Homenaje, de las Armas, de la Sultana, de la Vela, de la Pólvora y del Cubo, circundando el patio de armas, que en su origen era un barrio de pequeñas casas. Entre las atalayas mencionadas tiene especial relevancia la de la Vela, también llamada de la Campana, porque cada 2 de enero existe la costumbre de tañerla para conmemorar la conquista de Granada.

Palacio Real

Palacio de Carlos V, obra maestra del Renacimiento español, ubicado en el interior de La Alhambra. Fue comenzado en el siglo XVI pero no se concluyó hasta la centuria siguiente, siendo el director principal de la obra Pedro Machuca. Destacan las portadas sur y oeste, con bellos relieves, algunos inspirados en la mitología clásica. Y traspasando la entrada, está el patio, circular, rodeado de un bello pórtico columnado y rematado con una amplia galería también sostenida por múltiples columnas. En la actualidad, el Palacio de Carlos V es sede de los museos de Arte Hispano-Musulmán y de Bellas Artes.

La Alhambra

El majestuoso palacio árabe fue comenzado en el siglo XIII y concluido un siglo mas tarde. Para pasar al interior hay que atravesar el Patio Mexuar o de Machuca, y una vez recorrido este lugar, se entra en el interior del palacio por una puerta lateral, siendo la primera estancia que se visita la del Mexuar, que era el salón de audiencias y de reuniones. Construido en el siglo XIV, fue sometido a radicales reformas para habilitarlo como capilla del rey.

A continuación se pasa al Cuarto Dorado, que es el preámbulo de las dependencias privadas de La Alhambra. Así, se accede al Patio de Comares, también conocido como patio de la Alberca o de los Arrayanes. Su planta es rectangular y, como uno de sus nombres indica, en el centro hay un gran estanque rodeado de arbustos. Por uno de los laterales menores, porticados, se llega a la Sala de la Barca, con una bella cúpula de madera del siglo XIX, pues la primitiva se destruyó en un incendio en la pasada centuria. ésta es la antesala del Salón de Comares o de los Embajadores, que es la más grande del palacio; desde aquí se accede a la Sala de los Mocárabes, así llamada por los adornos de su bóveda. Y desembocamos en el impresionante Patio de los Leones, de finales del siglo XIV y auténtico emblema de La Alhambra. De forma rectangular, esta rodeado de 124 delgadas columnas de mármol. En el centro del mismo está la fuente, tal parece que sostenida por los donde leones que dan nombre a este espacio, de gran antigüedad.

Desde este lugar accederemos a otras salas, la de las dos Hermanas, la de los Abencerrajes y la de los Reyes. La primera está situada en el lado norte y se llama así por las dos losas idénticas que hay en el centro de la estancia, coronada por una gran cúpula. En el frente norte de esta sala está, a su vez, la de los Ajimeces, y un poco más allá, el Mirador de la Daraxa, que serían las dependencias de la reina, lujosamente ornamentadas y con una fuente en el patio que posee. Aun más al norte, en la fachada septentrional, están los aposentos de Washington Irving.

Volviendo de nuevo al Patio de los Leones, en su lado sur esta situada la Sala de los Abencerrajes, lugar en donde, según la leyenda, Boabdil, el último rey mono de Granada, mandó encerrar y ejecutar a varios miembros de dicha familia. Junto a la sala de los Abencerrajes esta situado el Salón de los Reyes, donde tenían lugar las grandes celebraciones.

El Generalife

Es el elemento que conforma el conjunto arquitectónico de La Alhambra. Concebido como residencia veraniega de los monarcas nazaríes, está tan ornamentado como el resto de edificios. Entrando por el Patio de Polo una escalera lleva hasta el bellísimo Patio de la Acequia, que como su nombre indica está cruzado por un extenso canal, completando su decoración con diversos arbustos y árboles de diferentes clases. En su frente norte se encuentra la Sala Regia, de precioso artesonado. Sobrepasada esta zona, hallamos el Patio del Ciprés de la Sultana, desde donde se accede a los llamados Jardines Altos y la Escalera de Agua, finalizando la visita a este impresionante palacio musulmán.

Provincia de Granada

Armilla

Pueblo fundamentalmente industrial, contrasta su fisonomía con la de otras localidades andaluzas, pues hay abundantes factorías.

Cruzada por el Genil, conserva del pasado unos aljibes moros, llamados el Cortijo de los Huertos, que es el edificio más interesante.

Padul

Tras superar el Suspiro del Moro, se llega a Padul, en el valle de Lecrín. Villa fundamentalmente agrícola, fue lugar disputado durante la guerra de la Reconquista por su posición estratégica, como paso hacia la capital y hacia las Alpujarras.

Arquitectónicamente cuenta con algunos edificios interesantes de los siglos XVI y XVI, como la iglesia de Santa Maria y el Castillo de los Condes de Padul, señores de la localidad.

Dúrcal

Otra población del valle de Lecrín que ya desde antiguo estuvo dedicada a las labores del campo, contando con un importante sistema de riego de época árabe. Entre los edificios interesantes para realizar una visita están la Iglesia parroquial y la Ermita de San Blas, erigidas ambas en el siglo XVI. Tienen también un puente romano y otro del siglo XIX, que es una bella muestra de la ingeniería decimonónica.

Lanjarón

Situada entre montañas, esta localidad de orígenes romanos es conocida por sus manantiales de aguas minerales y medicinales, que la han convertido en un importante núcleo turístico.

La importancia de sus aguas es conocida desde antiguo, no en vano el topónimo le viene de una voz árabe que significaba "laguna".

Entre los edificios más destacables de esta población se encuentran los restos del Castillo árabe, así como la Iglesia de la Encarnación, del siglo XVI, y el Ayuntamiento.

órgiva

En la ribera del río Guadalfeo se erige este pueblo, que es el centro administrativo de esta comarca desde que en el siglo XIX Isabel II le otorgara este privilegio. Importante enclave musulmán, apenas quedan restos de su pasado histórico, como las ruinas del Castillejo de órgiva, porque la mayoría de edificios son de construcción relativamente reciente. Aun así, es posible visitar algunos, sobre todo del siglo XVI, como el Palacio de los Condes de Sástago o la Iglesia de Nuestra Señora de la Expectación, de la misma época y estilo renacentista y edificada sobre una antigua mezquita, con dos impresionantes torres en su fachada.

Cádiar

Desde órgiva, y pasando por los pueblos de Los Tablones y Torvizcón se alcanza esta villa de pasado árabe, lugar de alguna que otra contienda durante la Reconquista. Las edificaciones más interesantes son la Iglesia parroquial renacentista y una de las más antiguas de la comarca, y la Ermita de San Blas.

Ugíjar

Es la capital de la zona oriental de la Alpujarra, siguiendo la tradición establecida durante la etapa islámica, y está ya en el linde con la provincia de Almería, a las puertas de la sierra de Gádor.

De su pasado árabe son escasos los testimonios; tan solo ruinas de lo que en su tiempo debió ser una importante fortificación, el Castillo de Escarientes. Al igual que en los pueblos de la ruta, los hitos arquitectónicos mas importantes corresponden a los siglos XVI y XVII, como la Iglesia de Nuestra Señora del Martirio, patrona de la Alpujarra, de líneas gótico-mudéjares, y la Ermita de San Antón. Además, por la población hay diferentes casonas señoriales.

Destaca esta localidad montañosa por ser, nada mas y nada menos, que la mas alta de España, teniendo por guardián al histórico Mulhacén, el pico mas alto de la Península. Rodeada de abundante arbolado, este asentamiento de origen árabe, dependiente en un principio de Juviles, alcanzó renombre literario de la mano de Carlos Arniches y su famosa obra La Señorita de Trevélez. Pero además es conocida por motivos culinarios, pues su jamón es sumamente apreciado en cualquier lugar.

Arquitectónicamente merece atención su Iglesia Parroquial y conviene darse un paseo por sus empinadas calles y ver las numerosas casas con que cuenta, sencillas, blancas y muy bonitas, típicas de la serranía.

Pitres

El camino se acerca cada vez mas a Sierra Nevada y así aparece Pitres, bajando desde Trevélez. Probable fundación romana, se tienen datos fehacientes de su existencia a partir de la dominación árabe, pues fue centro administrativo o taha. En la actualidad cuenta con algunos vestigios de esa etapa, aunque escasos. Entre ellos están el aljibe y las ruinas de un molino árabe, así como los restos de una mezquita.

Pampaneria

Este pueblo, junto con Bubión y Capileira, está al final del camino, justo antes de la ascensión a Sierra Nevada, ya muy cercana. Situada junto a un barranco, es una población típica alpujarreña, con numerosas casas blancas que conforman el núcleo urbano, en el que llaman la atención los populares "terraos", terrazas de pizarra que aparecen en casi todas las viviendas.

Abandonando el pueblo y ascendiendo hacia las alturas de Sierra Nevada, se pasa por Bubión y Capileira. Del primero resulta interesante su Iglesia, del siglo XVI, y una atalaya árabe; del segundo, el tempo de Nuestra Señora de la Cabeza, del siglo XVII y de estilo mudéjar.

Sierra Nevada

En el término de Monachil, en el pueblo de Pradollano, se encuentra la estación de esquí de Sierra Nevada, auténtico paraíso para los amantes del deporte blanco con importantes infraestructuras de hostelería y deportivas.

Español
Inglés

ACTUALIZAR Traducción
CERRAR
  Refrescar página