ES

Almería, Andalucia

Almería, situada al sur de la península ibérica, es la más oriental de las provincias andaluzas. Resulta especial tanto por su disposición geográfica como por la herencia cultural que atesora. Los vestigios de los pueblos que por ella han pasado se remontan hasta la prehistoria, siendo Almería cuna de las culturas millarense y argarica, en las edades del Cobre y el Bronce, respectivamente, que posteriormente se extendieron por el resto de Europa.

Por toda la franja costera Sevilla encuentran bellas localidades y urbanizaciones turísticas, como Adra, Balerma, Almerimar, Roquetas de Mar, Almería, Aguadulce, las poblaciones del Cabo de Gata o de la zona oriental, como Mojacar, Garrucha o Palomares, entre extensas y mágicas playas, muchas de ellas todas vírgenes.

En el interior, importantes cadenas montañosas como las sierras de Gador, Alhamilla, Cabrera, los Filabres o las Estancias vertebran el paisaje. El Ejido, Berja o los pintorescos pueblos del valle de Andarax nos conducen hacia la zona central de la provincia, con un relieve abrupto, entre barrancos y lomas, que resulta impresionante y en cuya parte interior destaca la zona de Tabernas, único desierto de Europa y escenario de gran parte de los denominados "espagueti western" de los setenta.

En el área nororiental, ya en dirección hacia los limites de la provincia, otros pueblos del interior, marcados también por la aridez del paisaje, sorprenden con su arquitectura, popular por un lado y con restos de la denominación árabe, por otro.

Serón, Purchena, Olula del Rio, Macael, famosa por el mármol, Vélez Rubio o Vejez Blanco son buenos exponentes de ello.

Cuenta además esta provincia con importantes espacios naturales, como la reserva de Yesos de Sorbas, cercana al desierto de Tabernas, o, ya en la costa, la albufera de Adra, las salinas de El Cerrillo, y, por supuesto, el parque natural del Cabo de Gata-Nijar.

Gastronomia

En la cocina almeriense juegan un papel importante tanto los pescados como las hortalizas, combinándose en una gastronomía sencilla pero sabrosa. Platos: gazpachos, sopa "bullabesa", ajo blanco, migas, gachas o ensaladas como la típica "pipirrana".

Como platos fuertes sobresalen en la cocina de montaña el puchero alpujarreño y el arroz picante con perdiz y liebre.

Entre los platos de carne están, además, los gurullos, la fritá de conejo, la perdiz o el pollo en escabeche y los realizados con carne de cerdo, destacando también los sabrosos jamones alpujarreños o los de Serón. Junto a ellos, el fresquísimo pescado, ingrendiente esencial para las parrilladas, zarzuelas, arroces o la moraga.

Vinos: los del valle de Andarax, en la zona central de Almería.

Fiestas de Almeria

Carnavales : Murgas y comparsas en el Auditorio Maestro Padilla.

Semana Santa: Quince cofradías hacen sus desfiles profesionales.

Cruces de Mayo : Las cruces son enteramente de flores que se cambian a diario.

Hogueras de San Juan : Se encienden por todo el litoral durante la noche del 24 de Junio.

Ferias y fiestas Estepona la Virgen del Mar : 22-31 de agosto: Fiestas en honor de la patrona de Almeria.

Fiestas de Invierno : Durante el invierno tiene lugar la feria del libro, una exposición de puestos de artesanía (ambas en el Paseo) y la romería de la Virgen del Mar a Torregarcia.

Itinerarios: La Costa occidental

Aguadulce

El primer hito de este viaje es la localidad de Aguadulce, núcleo costero y fundamentalmente turístico situado muy cerca de Almería. Su nombre procede de los abundantes manantiales de "agua dulce" que posee.

Además de todas las infraestructuras de hosteleria que hay en la ciudad, se conservan construcciones antiguas que llaman la atención, como la llamada torre de la Garrofa, de origen árabe y situada en una montaña cercana, o la de la Quebrada, de los SS. XIII y XIV.

Roquetas de Mar

Fundada por los fenicios, la ciudad de Roquetas de Mar, con playas cercanas como la de Aguadulce y Serena, es uno de los principales enclaves turísticos de la provincia de Almería. Además de las infraestructuras organizadas para el ocio, como el golf o los deportes acuáticos y las diversas urbanizaciones construidas en su entorno, Roquetas posee bellos espacios arquitectónicos como las torres de Cerrillos y la que queda como resto del castillo de la localidad.

Entre los edificios religiosos destaca el templo dieciochesco de Nuestra Señora del Rosario, con un interesante retablo mayor.

Puede hacerse una excursión, siguiendo la línea de la costa, hasta la reserva natural de Punta Entinas-Sabinar. Este espacio, que incluye zonas de Punta Entinas, Salinas Viejas y Cerrillos, tiene una superficie de casi 2.000 ha en las que aun existen playas vírgenes cercadas por las dunas.

El Ejido

Volviendo a la N-340, nos alejamos de la costa momentáneamente para conocer algunos de los pueblos más importantes del interior. El primero de ellos es la localidad de El Ejido, conocida por ser un importante centro agrícola de la provincia y uno de los que tiene mayor renta per. Capita de España.

Pero junto a los ya famosos invernaderos que caracterizan su fisonomía también quedan vestigios de su pasado histórico, que se remonta incluso a la romanización. En contraste con la industrializada ciudad de El Ejido se halla muy cercana a la urbanización Almerimar, un pequeño oasis donde además de disfrutar de las aguas mediterráneas pueden practicarse deportes como el golf o la vela.

Dalias

Como otras localidades almerienses, ésta probablemente tenga orígenes romanos, ratificados por diversos restos arqueológicos encontrados en sus inmediaciones, sin embargo, no es hasta la etapa árabe cuando comienza a tener importancia, llegando a constituir cabeza de municipio.

Respecto a los monumentos que pueden visitarse en esta villa que aun conserva el trazado urbano árabe, de estrechas callejuelas y casas encaladas, sobresalen, dentro de los eclesiásticos, la parroquia de Santa Maria, decimonónica, en la que son interesantes las balconadas de hierro forjado que tiene su fachada.

Los edificios civiles son varios, comenzando pro los más actuales, como el Casino, construido a comienzos del s. XX, o los que quedan como testimonio de su pasado moro. Entre estos últimos destacan varias torres defensivas como la de Aljizar, la de la Garita o la del Cerro de la Reina. También hay unos baños, llamados de la Reina, que aun hoy en día se conservan en muy buen estado.

De fundación cartaginesa, la cuidad de Berja es de las más señoriales del recorrido, algo que dejan patente las numerosas casas renacentistas y barrocas diseminadas por sus calles.

Conocida también por sus explotaciones mineras, en la actualidad ha desarrollado un importante comercio textil centrado en la fabricación de jaranas, las alfombras que se realizan con tejidos sobrantes de otras confecciones.

Pero además de la actividad comercial, una visita por la ciudad puede llevar a recorrer los distintos edificios, como las ya citadas casonas palaciegas u otros, como la iglesia de la Encarnación, reconstruida a comienzos del s. XIX debido a que quedo muy afectada por un terremoto que asolo la zona. Y en las cercanías, ya a las puertas de la sierra de Gador, se encuentra el santuario de la Virgen de Gador, bella ermita de origen árabe.

Adra

Situada en la desembocadura del río del mismo nombre, de nuevo encontramos otra fundación de origen cartaginés, la ciudad de Adra. Considerada como importante enclave defensivo durante siglos, es en el s. XIX cuando comienza a despuntar económicamente de la mano de la pesca, la agricultura y también, aunque en menor medida, de la minería.

Como ciudad costera cuenta con el pintoresquismo de los puertos de mar y con abundantes establecimientos orientados al turismo; sin embargo, hay mas cosas que justifican el viaje hasta esta localidad. Por ejemplo, la torre mora de Guainos, del s. XV. O la iglesia de la Inmaculada Concepción, que aun conserva aspecto de edificación defensiva, y la ermita que custodia las imágenes de la Virgen del Mar y de San Nicolás de Tolentino.

Igualmente, la situación de esta villa respecto a la costa favoreció el contar con un paisaje natural excepcional, el de las Albuferas de Adra, espacio protegido y reconocido refugio de diferentes especies de ave.

Fiestas

ROQUETAS DE MAR: En Julio, la Virgen del Carmen y de Santa Ana. Octubre, la Virgen del Rosario. Diciembre, las Moragas.

DALIAS: 14-21 de Septiembre, el Cristo de la Luz, con espectaculares tracas.

BERJA: 15 de Agosto San Roque, y 1 de Noviembre Los Santos y la Virgen de Gador.

ADRA: La Virgen del Mar, en la primera quincena de Septiembre.

Español
Inglés

ACTUALIZAR Traducción
CERRAR
  Refrescar página